play icon

Viajar se escribe con "V" de Vallina

VALLINA


Turismo, cultura, gastronomía, economía, salud, deporte, el ámbito social, sin olvidar el político, todos esos mundos han viajado, y lo siguen haciendo, sobre las cuatro ruedas de estos vehículos.

Espacios de convivencia y movimiento en los que, con sus sueños, preocupaciones e ilusiones, vidas anónimas y públicas son conducidas por un profesional autónomo, configurando un interminable puzzle de viajes que dibujan, una caleidoscópica ruta de no retorno. El inexorable paso del tiempo sobre un confortable “Vallina”.

Esta flota de taxis, vehículos con conductor y autobuses, capitaneada por Iñaki Urkaregi, han conseguido evolucionar las virtudes de su sector hasta hacer que nos demos cuenta, de que lo que verdaderamente nos gusta, “es ser conducidos”.